Algo inolvidable y extraordinario en Hartford Stage:

The Orphans' Home Cycle

(Por: Bessy Reyna (bessy_reyna@hotmail.com)

Pocas veces el público amante del teatro tiene la oportunidad de asistir al inicio de lo que de seguro se convertirá en un momento histórico en el desarrollo del teatro contemporáneo Norteamericano. Esto es exactamente lo que ocurrió en Hartford Stage, bajo la dirección artística de Michael Wilson.

Wilson, el dramaturgo Horton Foote y el grupo Signature Theater de Nueva York, en una colaboración sin precedentes, lograron re-interpretar varias obras de Foote y basadas en estas, crear 9 horas de teatro bajo el título “The Orphan’s Home Cycle” (El Ciclo de la Vida de un Huérfano). La producción que tuvo su estreno el 3 de Septiembre culminó con un “maratón” el 24 de Octubre. El Ciclo consiste de 3 partes, cada una dura 3 horas. Cada parte puede verse como una obra teatral independiente, pero es en la narrativa completa en la que ésta producción encuentra su magia.

En todos los años que llevo haciendo reseñas teatrales tengo que confesar que, pocas veces he sentido un grado de admiración y un entusiasmo tan grande por un logro teatral tan extraordinario. Hay que reconocer que esta colaboración de Wilson y Foote, así como la participación de 22 actores en multiples papeles, y la creatividad técnica de los que participaron en esta producción, se han ganado el respeto y el aprecio de todos los que pudimos asistir a este “ciclo”. Espero que este esfuerzo sea reconocido con los galardones y premios que se merecen.

Parte auto-biografía, parte ficción, Foote basa su historia en el imaginario pueblo de Harrison, en Texas, similar al lugar donde él creció.

The Orphans’ Home Cycle explora temas universales: la familia, el rechazo de un hijo por su madre, el amor y el conflicto de valores sociales y el impacto de la muerte de un ser querido. Pero Foote, también nos hace pensar sobre la guerra, el racismo, la injusticia social, las epidemias, los problemas económicos mundiales, la falta de empleos para veteranos de guerra, y la importancia de educarnos para poder superarnos y tener más oportunidades de trabajo. Todos temas de gran actualidad a pesar de que Foote nos los pone del 1902 hasta el 1928.

La primera parte (Niñez) 1902-10, abre con la muerte del joven abogado Paul Horace Robedaux y su viuda Corella, un hijo Horace Junior y una niña Lily Dale. Esta muerte inicia la odisea personal de Horace. Su madre separada de su esposo meses antes de que él muriera, se había enamorado de un trabajador del ferrocarril llamado Davenport y, apenas enviuda, se casa con él.

Davenport, no solo no permite que Horace viva con ellos, sino que lo abandonan a los 12 años. Horace se vé obligado a sobrevivir buscando trabajo donde puede. Es explotado por Gauthier, su patrón que no le paga su sueldo, y quien se da gusto cazando y asesinando a esclavos fugitivos. Esta experiencia cementa la generosidad y compasión con las que Horace, como adulto, tratará a otras personas. Lily Dale, la hermana se convierte en la “niña mimada” de los Davenport, complaciéndola en todos sus caprichos. Años más tarde cuando a Horace al fin le permiten visitar a su madre, Lily interrumpe la conversación y hace todo lo posible para que él se vaya lo mas pronto posible.

La segunda parte del ciclo (Matrimonio) del 1912-17, nos presenta a Horace viviendo en una pensión para hombres jóvenes que buscan trabajo igual que él. En 1917 se enamora de Elizabeth Vaughn, y al oponerse la familia de ella al noviazgo, los dos jóvenes se fugan y se casan.

En la tercera parte del ciclo (Familia) 1918-28, trata de las víctimas de la epidemia de influenza que azotó al país, incluyendo la hija recién nacida de Horace y Elizabeth. La obra termina con la muerte de Mr. Vaughn, el suegro de Horace y los problemas que su cuñado Brother Vaughn, un borrachón y jugador, le crea a la familia al ir malgastando los fondos que su madre le ha dado para que él se convierta en el capataz de la finca. Foote usa el contraste del personaje de Brother Vaughn, quien tuvo oportunidades de asistir a la universidad y los privilegios de su clase adinerada, con los trabajos que pasó Horace, él no puso asistir a la escuela por falta de dinero a pesar de su gran interés por educarse.
Pocas veces una obra teatral requiere tanto de los actores, y Orphans’ Cycle los obliga, no solo a crear e interpretar varios personajes, sino también a que realicen el equivalente a tres obras teatrales diferentes. El “maratón” se inició a las 11:00 am. y terminó a las 10:30 pm. y asistieron cerca de 500 personas.

El elenco de Orphans’ Cycle está compuesto por el magnífico actor Bill Heck que hace el papel de Horace de los 20 años hasta los 38, y los niños Dylan Riley Snyder (Horace a los 12) y Henry Hodges (Horace a los 14). Lástima que Hodges no fue el actor que interpretó a Horace de niño durante toda la producción. Snyder, tanto en el papel de Horace en dos secciones de la obra, y en su papel de Buddy en otra sección, es el actor mas flojo del elenco, diciendo cada línea de su diálogo como si todos a su alrededor estuvieran sordos y con la misma entonación. Ese defecto también se le notó a la actriz Hallie Foote, hija del dramaturgo, la que he visto en varias producciones en Hartford Stage y la cual interpretó todos sus personajes con tal igualdad de tono y postura, que algunas personas a mi alrededor estaban confundidas sobre cuál de sus personajes estaban viendo en escena. En este Ciclo, Hallie Foote interpreta a Mrs. Robidaux y Mrs. Vaughn y a Lola Reeves. Si bien Snyder y Foote le restan algo a este gran esfuerzo, el resto del elenco es de primera y cabe resaltar a James DeMarse, como Gautier, el patrón, y como el patriarca de la familia Vaughn en la segunda y tercera parte del Ciclo. La gran actriz Annalee Jefferies, conocida y admirada por el público asistente tanto a Hartford Stage como a Theater Works en Hartford, se luce en los cuatro papeles que interpreta, no importa lo pequeño que sea cada uno. Es ella la que tiene una de las escenas mas emotivas cuando trata de explicarle a Horace, por qué lo abandonó de niño, mientras no acepta ninguna responsabilidad por el sufrimiento (fisico y emocional) que le causó. Pamela Payton-Wright, de larga trayectoria artística en escenarios de Nueva York y Hartford, tiene cuatro papeles distintos en esta obra, cada uno interpretado a perfección. El resto del elenco está compuesto por Maggie Lacey, joven actriz de gran talento y presencia escénica como Elizabeth, como Inez en otra sección del Cyclo; Jenny Dare Paulin como Lily Dale de adolescente, y Bryce Pinkham como Brother Vaughn, el que no quiere aceptar ninguna responsabilidad y despilfarra la fortuna familiar. Los actores Pat Bowie, Devon Abner, Justin Fuller, Georgi James, Mike Boland, Virginia Kull, Lucas Caleb Rooney, Stephen Plunkett, Charles Turner, Gilbert Owuor, y Jasmine Harrison completan el reparto.

Hay que mencionar la calidad del equipo técnico de Hartford Stage, el cual hemos admirado en artículos anteriores. Jeff Cowie y David Barber, han realizado una escenografía la cual permite que la historia sea contada con gran fluidez utilizando secciones movedizas y proyecciones. La tercera parte del Ciclo (Familia) se inicia con los actores en silueta con sombrillas abiertas, en el cementerio bajo una fuerte lluvia. Esta es solo una de las varias imágenes impactantes que le dan a esta producción esa calidad de inigualable. La iluminación de Rui Rita, y el vestuario creado por David Woolard, prestan atención hasta los mas pequeños detalles para hacer resaltar el momento histórico en el que se desarrolla la escena. John Gromada en música y Jan Hartley como diseñadora de Proyección, completan este magnífico equipo técnico.

Ganador del premio Pulitzer en el 1995, Horton Foote murió a los 92 años en Hartford. Además de sus muchas obras teatrales fue además el guionista cinematográfico ganador del Oscar, por su adaptación del libro To Kill a Mockingbird . Varias de sus obras teatrales se han convertido en películas. Su trayectoria literaria es extensa y seguirá enriqueciendo a nuevas generaciones de lectores y asistentes al teatro. Michael Wilson y Horton Foote, con su colaboración profesional y amistad personal, han contribuido grandemente a la vida cultural de Connecticut, y al enriquecimiento del teatro a nivel universal. Sabemos que con la muerte de Foote, Wilson no solo perdió a un gran amigo y colaborador, sino también al maestro que conoció desde que Wilson era estudiante de teatro. El resto de nosotros que hemos sido testigos de esta colaboración, hemos tenido el privilegio de disfrutar de una calidad teatral tan extraordinaria que nunca podremos olvidar.

“The Orphans’s Home Cycle.” continuará deleitando a audiencias en Nueva York donde se estrenará el 5 de Noviembre.

El próximo estreno de Hartford Stage es la comedia Mistakes Were Made, para mayor información visiten www.hartfordstage.org

Identidad Latina - Hispanic Newspaper in CT
Publicado el 11-06-2009

 
 
* Bessy Reyna es miembro de la Asociación de Críticos de Teatro de Connecticut y escritora independiente. Visiten su web www.bessyreyna.com para más información sobre sus escritos

 

* Contact Us * Designed by Rokoco Designs * © 2008 CCC *
CONNECTICUT CRITICS CIRCLE