Blackbird en Theater Works:

Bessy Reyna - www.bessyreyna.com

La obra teatral “Blackbird” estrenada en Theater Works en Hartford, es un drama de gran contemporaneidad, ya que la misma trata sobre el abuso sexual de Una, la niña de doce años, violada por Ray, un vecino de cuarenta. Escrita por David Harrower, la obra ganó el premio Laurence Olivier al ser estrenada en Londres en el 2007. De mas está comentar que la obra ha causado gran controversia a nivel mundial por el tema tan provocativo del que trata. Este es un tema que recientemente se ha vuelto a ver en las noticias sobre todo con la visita del Papa Benedicto XVI y los problemas de la Iglesia Católica y el abuso sexual de niños y niñas, a manos de sacerdotes. Si en las noticias solo vemos el aspecto criminal de la pedofilia, el dramaturgo Harrower, está interesado mas en los efectos psicológicos y emocionales y las cicatrices que estos dejan en las víctimas del abuso.

En la producción de Theater Works, la joven actriz Beth Wittig ha escogido una obra que requiere una gran presencia física y fuerza emocional, para hacer su debut como profesional. Es Wittig quien lleva el peso de esta obra en la que Una, después de 15 años de ser violada, al fin encuentra al hombre que destruyó su vida. El dramaturgo Harrower confronta los sentimientos de la joven, su desengaño al ser traicionada por su vecino y la soledad en la que volverá a refugiarse, una vez que vuelvan a separarse. A pesar de su experiencia en teatro y cine, el actor Tucker Smith crea al personaje de Ray como un tipo casi cobarde y el que se lleva una gran sorpresa al ser encontrado después de tanto tiempo por Una, ya que al salir de la cárcel se había cambiado el nombre. Pero tanto a sus gestos como a la manera de recitar sus líneas le faltan veracidad. En una de las escenas mas dramáticas, ambos actores luchan físicamente con Una terminando en el piso. Toda la obra se desarrolla en un sótano de una fábrica donde Ray trabaja y donde los empleados almuerzan. La pregunta principal que puede deducirse de esta obra es quién seduce a quién en un caso como este, donde la niña “coquetea” con el hombre y lo busca constantemente.

Técnicamente, la escenografía creada por Luke Hegel-Cantarella, tiene pocos elementos, solo tinacos de basura, una mesa, un par de sillas y papeles y vasos de cartón regados por todos lados. La iluminación de Mary Jo Dondlinger, es de luz fluorescente y contrasta con las paredes grises. Pienso que el vestuario diseñado por Anne Kenney, no fue tan adecuado para el personaje de Una, ya que en algunas escenas tanto la blusa como la falda, parecían demasiado estrechas. Fuera de este detalle, la producción de Blackbird es estupenda y la actuación de Wittig de primera calidad. La obra es dirigida por Amy Saltz, quien sirviera de directora de O’Neill National Playwright’s Conference en Connecticut, por mas de quince años. Blackbird, se presenta hasta el 11 de Mayo.

Para mayor información visiten www.theaterworkshartford.org o pueden llamar al (860) 527-7838.

* Contact Us * Designed by Rokoco Designs * © 2008 CCC *
CONNECTICUT CRITICS CIRCLE